Ciudades y cambio climático ¿Están o estamos adaptados a ellas?

PROYECTO FONDO DE MEDIOS 

«Cuidado ambiental tarea de tod@s»

Por Exequiel Galdames

Geógrafo Diplomado en Gestión Ambiental y ERNC

Cada sábado nuestro medio ha publicado entrevistas a diferentes personas tanto públicas como privadas que en sus labores diarias realizan diferentes acciones para combatir el cambio climático.

Lo anterior se enmarca dentro del proyecto adjudicado por Diario El Cóndor de Santa Cruz denominado “Cuidado Ambiental Tarea de Tod@s”, proyecto que llega a sus hogares gracias al Financiamiento del Ministerio Secretaría General de Gobierno, FFMCS 2023 y Consejo Regional de O’Higgins, cuyo objetivo es poder informar a la comunidad fortaleciendo procesos educativos en temas ambientales relacionados con los problemas actuales que enfrentamos como son la sequía, el cambio climático. 

En esta edición nos enfocaremos en las ciudades:

Primero que nada, definamos ¿Qué es una ciudad? Según la RAE (Real Academia Española) es un Conjunto de edificios y calles, regidos por un ayuntamiento, cuya población es densa y numerosa y se dedica por lo común a actividades no agrícolas (servicios). Si vamos a la definición que usa el INE (Instituto Nacional de Estadísticas) una ciudad es una entidad urbana que cuentan con más de 5.000 habitantes.

Aquí viene una lógica, entre más habitantes tenga una ciudad mayor debe ser su capacidad de carga y por lo mismo su capacidad de tomar medidas de mitigación ante ese aumento que se ve agravado con la generación de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Las ciudades como centros de bienestar y prosperidad para el desarrollo humano, han generado una tendencia de urbanización continua en el tiempo, que se ha visto acelerada durante las últimas décadas. 

Al año 1950 el 30% de la población era urbana, hoy esa proporción aumentó a la mitad de la población mundial, proyectándose para el año 2050, que cerca del 70% de la población mundial se concentrará en ciudades. En el caso de Chile actualmente cerca del 90% de la población es urbana, presentando uno de los niveles de urbanización más altos del mundo. Esta rápida urbanización genera impactos y desequilibrios medioambientales de distinto alcance, los que se están vinculados al consumo cada vez mayor de energía, de recursos naturales, suelo urbano y readecuación de los sistemas de transporte, equipamientos e infraestructuras, los que, junto con una creciente cantidad de residuos, han involucrado una huella antropogénica con una proporción cada vez mayor de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), contribuyendo al cambio climático.

Ahora veamos cuales son esos cambios que ocurren en las ciudades:

● Alrededor del 90% de los chilenos vive en ciudades. 

● Chile es un país altamente vulnerable al cambio climático, según la clasificación de amenazas de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). 

● El cambio climático afecta las posibilidades de sostener los niveles de desarrollo alcanzados. 

● Los problemas de desigualdad territorial de las ciudades chilenas se agravan debido a las amenazas del cambio climático, que se expresan en desastres socionaturales. 

¿Cuáles deberían ser las medidas para que las ciudades se adapten a estos cambios:

  • Reducir la demanda energética en calefacción para nuevas viviendas
  • Adecuar el acondicionamiento térmico de viviendas existentes
  • Impulsar la calificación de la eficiencia energética de las viviendas
  • Reducir el consumo de energía en el espacio público   
  • Fomentar la utilización eficiente del recurso hídrico en el espacio público
  • Perfeccionar la identificación del riesgo en las distintas escalas de planificación territorial
  • Mejorar la identificación y protección de áreas de valor ambiental relevantes para las ciudades
  • Avanzar en la definición de estándares de planificación y urbanización para evitar lesiones o pérdida de vidas

Aquí debemos preguntarnos como la política pública es acorde con las realidades de cada región y como la Autoridad local (en este caso los alcaldes) puede “hacer” o impulsar medidas de carácter local que vayan en apoyo de disminuir por ejemplo la demanda energética ¿Cuentan los municipios con financiamiento propio para impulsar estas medidas? Son varias las interrogantes que se pueden hacer y lamentablemente no hay una respuesta positiva porque el centralismo de muchas políticas públicas impide que desde lo local pueda realizar verdaderos cambios. Veamos por ejemplo el caso de nuestra comuna de Santa Cruz la cual tiene una superficie de 419 kms. cuadrados y una población según el Censo 2017 de 37.855 habitantes y tiene una proyección de 42.235 habitantes para el año 2024, no cuenta con una red de reciclaje, una red de puntos limpios y que la comunidad esté informada de cuanto realmente se recicla en la comuna. Hoy el punto que estaba en Avenida Errázuriz con Los Estanques (a un costado de la Copa de Essbio) ya no está y no sabemos si volverá.  Vamos ahora a ver si las medidas que se tomaron en la región nos ayudarán a enfrentar este cambio climático. 

En el marco del Día Nacional del Medio Ambiente, el día 2 de octubre el Gobernador Regional Pablo Silva Amaya, junto a la Seremi del Medio Ambiente, Giovanna Amaya, lanzaron el primer Plan de Acción Regional de Cambio Climático (PARCC) de la región de O´Higgins, instrumento que tiene por objetivo implementar una visión estratégica de largo plazo sobre este fenómeno en la región a través de medidas de mitigación y adaptación.

Lanzamiento del Primer Plan de Acción Regional de Cambio Climático (PARCC) de la región de O’Higgins (Foto: Goreohiggins)

El Plan de Acción Regional de Cambio Climático se estructura en torno a las áreas: silvoagropecuario-pesca, minería, turismo, biodiversidad, asentamientos humanos, energía y transversales.

Dentro de las medidas de adaptación en Biodiversidad, destaca la Reforestación, revegetación y forestación de cuencas y enriquecimiento ecológico de bosques nativos y formaciones xerofíticas, además de la restauración, protección y conservación de paisajes y ecosistemas y la elaboración de un programa regional de conservación de ecosistemas acuáticos y control de algas.

En el área de Asentamientos Humanos, el Plan busca identificar los estándares de construcción de programas habitacionales, espacios públicos y parques urbanos, que incorporen una perspectiva de adaptación al cambio climático y gestión de riesgos hidro climáticos inclusivos. Así como elaboración de un instrumento regional de gestión de residuos y acciones que permitan asegurar la disponibilidad de agua para consumo humano y emergencias.

En el área Silvoagropecuario el Plan establece iniciativas que permitan el uso eficiente del recurso hídrico en riego, así como la disminución de la vulnerabilidad climática del sector silvoagropecuario.

El Plan de Acción Regional de Cambio Climático (PARCC) de O´Higgins es uno de los cuatro primeros Planes de Acción Regional de Cambio Climático del país, a lo cual se suman los de las regiones de Atacama, Los Ríos y Los Lagos. Estos Planes iniciaron su elaboración, previo a la promulgación o entrada en vigencia de la Ley Marco de Cambio Climático, cumpliendo con los contenidos señalados en la ley y serán actualizados al año 2025.

“Este Proyecto es financiado por el Ministerio Secretaría General de Gobierno, FFMCS 2023 y Consejo Regional de O’Higgins”

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-5-1024x244.png

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Indicadores

Viernes 1 de Marzo de 2024
  • UF: $36.856,50
  • Dólar: $980,19
  • Euro: $1.062,54
  • IPC: 0,70%
  • UTM: $64.343,00
  • Imacec: -1,00%
  • Libra de Cobre: 3,80
  • Tasa de desempleo: 8,44%